Especial 

El abogado, doctor en Derecho y profesor universitario Juan Brügge,  considera que “la mejor política social que se puede llevar adelante, es aquella que dé una respuesta concreta a la necesidad de la gente y una solución a futuro”. Quiere llevar su doctrina a la Cámara de Diputados de la Nación.

juan brüggeEl ex Legislador Provincial cordobés por el Partido Demócrata Cristiano (2007-2011) de la alianza Unión Por Córdoba y actual candidato a Diputado Nacional, habló brevemente con La Unión Regional para repasar su labor en la función pública. Fue el que más proyectos presentó y al que más leyes le aprobaron, todo un dato si se tiene en cuenta que la tarea legislativa está siempre en cuestionamiento, acaso desprestigiada.

Uno de esos proyectos presentados por el Dr. Brügge fue el del Registro de Delincuentes que cometieron delitos sexuales. Como otros tantos que él mismo repasa: “A lo largo de mi carrera profesional y docente, como en toda mi vida personal, siempre se encuentra el lugar para llevar adelantes políticas que tiendan al bien común. Esto no es un invento mío, esto es un dogma cristiano que todos los ciudadanos tenemos que tener en compromiso con nuestra sociedad. Cuando era legislador mi labor se basó en redactar y proponer  leyes que aporten a la transformación social, que mejor oportunidad me había dado la vida de canalizar mis principios cristianos. ¿Qué es la política sino la herramienta para transformar la vida de los ciudadanos siendo el objetivo principal el bien común?, trabajando con técnica pero también, con sentido común. Siempre con ese eje, por ejemplo, se aprobó la ley que reconoce y garantiza a toda persona con discapacidad visual, que vaya acompañada de perro guía, el derecho de acceder con el animal a cualquier lugar, incluyendo el transporte público de pasajeros.  Y otro tanto, en el ámbito educativo, que entiendo es un ámbito de vital importancia para dejarles algo valorable a nuestras futuras generaciones, ya que nuestros niños y jóvenes es donde pasan la mayor cantidad de tiempo. Esa fue la impronta que han tenido leyes tales como el haber creado la Academia Integral Provincial de Danza, permitiendo que en las escuelas públicas se puedan dictar clases de danza en todas sus expresiones y para todos los niños del barrio, sean o no alumnos de la escuela, en los horarios ociosos del establecimiento. Iguales principios rectores me han movilizado en el tema educativo, cuando elevé el proyecto de Ley de Convivencia Escolar, que establece un conjunto de normas, órganos, principios, costumbres y prácticas que regulan de manera democrática las relaciones entre los miembros de la comunidad educativa.

-Trascendió que se trabajó mucho hasta lograr la aprobación de la creación del Programa Provincial de Identificación, Seguimiento y Control de Delincuentes Sexuales, y la iniciativa que propicia la incorporación del art. 53 bis a la Ley 8431 y sus modificatorias al Código de Faltas, por el cual establece agravantes para el caso de que los servidores públicos sufran agresiones en el ejercicio de sus funciones…

-Mi principal herramienta para transformar la realidad social son mis capacidades y convicciones personales, no solo es el hecho de que soy abogado, constitucionalista, profesor universitario e integrante en su momento del Consejo de la Magistratura de la Provincia, sino de que lo que verdaderamente soy: un hombre social cristiano. Me preocupé en llevar adelante ideas para mejorar la administración de Justicia, como respuesta a los reclamos de la sociedad. Entre las que puedo citar el proyecto de ley de mi autoría, de cómo debe proceder la Justicia ante delitos contra la integridad sexual de menores, determinando que debían de ser juzgados por Jurados Populares.

Y continuó su recorrido sobre otras leyes, como la colegiación de distintos profesionales como los de turismo, los radiólogos y productores de bio imágenes, los químicos industriales. “Si bien la tarea legislativa está desprestigiada, lo importante es tener claro el objetivo, porque la política es la mejor herramienta para transformar la vida de los ciudadanos, pero además, la mejor política social que se puede llevar adelante es aquella que dé una respuesta concreta a la necesidad de la gente y una solución a futuro”, señaló.

Perfil

53 años, egresado del Colegio Montserrat. Docente de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Universidad Católica de Córdoba (UCC) y ha dado diplomaturas sobre Derecho Público en la Universidad Empresarial Siglo XXI. Abogado Constitucionalista, asesoró a gobiernos municipales y provinciales respecto de temas institucionales. Fue integrante del Consejo de la Magistratura en representación de la Legislatura Provincial, institución encargada de seleccionar los jueces, lo que, según dijo, “me confiere una profunda experiencia republicana”. Actualmente integra el Directorio del Banco de Córdoba.